Las empresas están conscientes   que tienen 3 formas de capacitar o entrenar a su personal: Inscribiéndolos en cursos abiertos, contratando un curso privado o in company   y entrenando instructores internos para delegarles la tarea.

El entrenamiento de capacitadores al interior de la organización se vuelve importante cuando nos damos cuenta de que hay temas dentro de ciertas funciones y sistemas al interior  de las empresas, que  requieren un conocimiento que sólo lo dominan los propios empleados porque son los que lo realizan. Pero, no están preparados para transmitir sus conocimientos en una sala de clase a sus compañeros y eso dificulta encargarles esta misión.

De ahí nace la necesidad de preparar capacitadores internos   para que puedan    estructurar su curso adecuadamente, crear este ambiente de aprendizaje, utilizando las técnicas adecuadas, aplicando la metodología más apropiada, asumiendo el  liderazgo del grupo, conduciendo el proceso de forma participativa y con un enfoque hacia el logro de los resultados de formación esperados.

A este  tipo de programa lo hemos llamado Certificación por la profundidad y duración que se requiere  y el  objetivo a lograr que  es desarrollar la competencia de planificar y dirigir el proceso de enseñanza-aprendizaje activo, colaborativo y auténtico en un ambiente empresarial, de manera dinámica, flexible y eficiente.